La Guía del Camino

La Guía del Camino es un portal web que ofrece a los usuarios la más completa y actualizada lista de productos y servicios relacionados con el Camino de Santiago a su paso por las diferentes localidades de esta ruta, así como información de interés sobre la ruta jacobea a su paso por España.

Los diez Patrimonios de la Humanidad en el Camino Francés

mapa_patrimonio_blog_guiadelcamino

Es la ruta más transitada por los peregrinos para llegar hasta Santiago de Compostela y también lo ha sido durante cientos de años, situación que ha permitido que las ciudades y pueblos de este recorrido cuenten con un patrimonio cultural envidiable. En este texto proponemos 10 bienes, tanto materiales como inmateriales, incluidos por la UNESCO en su lista de Patrimonio de la Humanidad y que están en el propio Camino o muy cerca del mismo:

  1. El Camino de Santiago a su paso por España (no sólo el Camino Francés, aunque en este artículo nos centremos en él) fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993. Pocos años antes, en 1987, fue proclamado como el primer itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa. En este trazado, que va desde St. Jean-Pied-de-Port hasta Santiago de Compostela, podemos encontrar nuestro propio camino, pero también veremos una buena colección de patrimonio cultural, artístico y natural.

  2. Monasterio de Suso.  Empezó a construirse antes de que el Camino fuera recorrido por los primeros peregrinos, a finales del siglo VI.  El Monasterio de San Millán de Suso o se encuentra muy cerca de la localidad riojana de San Millán de la Cogolla y se erigió junto al seplucro del eremita Aemilianus, el que más tarde se convertiría en San Millán.

    Además de los estilos románico y mozárabe visibles en su estructura, destacan en este cenobio lo que conocemos como las glosas Emilianenses, anotaciones manuscritas entre las líneas o al margen de algunos pasajes del códice Aemilianensis 60, escrito entre finales del siglo X y principios de XI (las anotaciones fueron realizadas en diferentes lenguas entre las que se pueden encontrar el latín, un romance hispánico -navarro-aragonés en su variedad riojana o castellano con elementos riojanos- y vascuence medieval). En este lugar habitó el monje Gonzalo de Berceo, primer poeta del que se conservan escritos en castellano.

  3. Monasterio de Yuso. A pesar de que forma parte del conjunto monumental de dos monasterios, junto con el anterior monasterio, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1997, hemos querido tratarlos por separado, tanto por la fecha en la que fueron construidos, como por el origen de su creación y sus circunstancias.

    También situado en la villa de San Millán de la Cogolla, a medio camino de de las localidades de Nájera y Santo Domingo de la Calzada (hay que recorrer 20 kilómetros hacia el sur en cualquiera de los casos), este monasterio tiene una historia muy paticular. En el año 1053, el rey García Sánchez III de Pamplona,  hijo de Sancho III el Mayor y de Muniadona Sánchez de Castilla, mandó llevar los restos de San Millán desde el Monasterio de Suso hasta el recién consagrado Monasterio de Nájera, que él mismo había ordenado construir. Los bueyes que tiraban de la carreta no pudieron con la carga y se interpretó que el santo deseaba permanecer allí por lo que el rey ordenó construir un nuevo monasterio, el de San Millán de Yuso.

    De este monasterio destacan, además del arca relicario con los restos de San Millán, las lápidas conmemorativas del milenario de la lengua castellana y vasca, una reproducción facsímil del Códice 60, la denominada luz equinoccial (proyección de la luz solar en el centro exacto de la iglesia), así como cientos de documentos y dos cartularios.

    Ambos monumentos se encuentran 20 kilómetros al sur de la ruta jacobea, a medio camino entre Nájera y Santo Domingo de la Calzada.

  4. Yacimientos de Atapuerca. Es el bien declarado Patrimonio de la Humanidad más antiguo de todo el Camino. Este conjunto montañoso situado a escasos kilómetros del propio Camino, en la provincia de Burgos, recibió esta distinción en el año 2000 por los hallazgos arqueológicos y paleontológicos producidos desde los años setenta del siglo XX hasta la fecha.

    Entre los descubrimientos más importantes se encuentran los restos fósiles de diferentes especies de homínidos: Homo sapiens de la Sima del Elefante, Homo antecessor, Homo heidelbergensis y Homo sapiens. Atapuerca es el conjunto de restos más antiguos y más numerosos de Europa, fruto de las diferentes campañas realizadas desde hace décadas durante los meses de verano.

    Según recientes hallazgos en los yacimientos (un cuchillo de silex), se estima que los pobladores más antiguos de Atapuerca vivían en esa zona desde hace 1,4 millones de años.

    Sin duda, la visita merece la pena y, como otras maravillas del Camino, se recomienda acercarse con tiempo. Si se pasa un fin de semana en Burgos, el plan se ve complementado a la perfección si se visita el Museo de la Evolución Humana, lugar en el que los visitantes comprenderán aún mejor la importancia de nuestra Historia.

  5. Catedral de Burgos. Su construcción comenzó en el año 1221, aunque durante más de cuatro siglos continuaron importantes trabajos de ampliación y remodelación de algunas de sus partes, por lo que pueden observarse diferentes estilos de grandes maestros, tanto en su parte exterior como en la interior. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, año en la que también lo consiguieron la Alhambra, Generalife y Albaicín de Granada, el Centro histórico de Córdoba, el Monasterio y sitio de El Escorial y las Obras de Antoni Gaudí. Además es la única catedral española que tiene esta distinción por sí misma, sin formar parte del casco histórico de alguna ciudad, como ocurre en el caso de las catedrales de Ávila, Córdoba, Cuenca, Toledo, Salamanca o Santiago de Compostela).

  6. Las Médulas es un entorno paisajístico formado por una antigua explotación minera de oro a cielo abierto obra del Impero romano. Los trabajos de ingeniería llevados a cabo en la zona durante más de 250 años (hasta el siglo III d.C) para extraer oro, dieron como consecuencia un paisaje alterado por los movimientos de tierra (más de 500 millones de metros cúbicos) pero al que la naturaleza se encargó de dar un aspecto incomparable.

    Este bien, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997, contaba con un complejo sistema hidráulico para la extracción del mineral con más de 300 kilómetros de canalizaciones, del que aún quedan vestigios y que puede verse en compañía de guías acreditados. Está muy cerca de la localidad de Ponferrada, a unos 20 kilómetros, y aunque no es recomendable desviarse del Camino si no se ha planificado previamente, es una visita obligada para todo peregrino, aunque sea en otro viaje.

  7. La muralla romana de Lugo, con unas dimensiones de 2,2 kilómetros (todo el conjunto defensivo tiene algo más de 4 kilómetros), se ha mantenido casi intacta desde su construcción, que data del siglo III d.C. Los peregrinos que deseen visitar esta maravilla arquitectónica, tendrán que hacerlo si eligen recorrer el Camino Primitivo, ya que la propia ruta atraviesa el conjunto amurallado.

    No obstante, al igual que en otros elementos de esta lista, tenemos que recomendar que los peregrinos que elijan la ruta francesa, en este caso en particular, visiten esta obra de ingeniería romana, bien realizando el camino Primitivo, o bien preparando una excursión para conocer esta maravillosa ciudad gallega.

  8. El Casco Histórico de Santiago de Compostela fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1985. El fin del Camino para algunos es sin duda uno de los lugares más recordados y deseados por los peregrinos de todo el mundo. La llegada a la plaza del Obradoiro no tiene comparación, tanto por su belleza como por los sentimientos que afloran allí.

    Después de admirar la Catedral, todo peregrino debe ir a la oficina del Peregrino para presentar la credencial y obtener la Compostela, ya desde ese momento, y con la sensación de haber terminado el Camino, se empieza a sentir la ciudad de otra manera. Se disfruta cada calle, cada edificio, la singularidad del casco…, el Palacio Gelmiréz, el Hospital Real, el Palacio de Rajoy y el Colegio de Fonseca...

  9. Torre de Hércules. Este monumento, situado en A Coruña, es el faro en funcionamiento más antiguo de todo el mundo y el único romano que queda en pie. Por estos motivos, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2009.

    Su edificación comenzó entre finales del siglo I y principios del 2 y de su construcción original se conserva una parte de 34 metros de altura, los restantes metros hasta alcanzar los 57 corresponden a una restauración datada entre los siglos XVI y XVIII.

    La Torre es el bien más alejado del Camino Francés, y se encuentra a 80 kilómetros de la capital gallega, Santiago de Compostela. Si el peregrino tiene tiempo al finalizar el Camino, puede viajar hasta A Coruña para contemplar esta maravilla de ingeniería romana.

  10. Dieta Mediterránea. Aunque este es el Patrimonio de la Humanidad más difícil de adscribir al Camino, bien es cierto que muchas de las localidades y provincias por las que pasa la ruta ofrecen productos y alimentos que contribuyen a crear uno de los bienes más apreciados en todo el mundo.

    En este caso nos centraremos en los productos de aquellas provincias por las que pasa el Camino Francés, desde los mariscos tan esperados en las tierras gallegas (almejas, bogavante, cigalas, langosta, mejillones, navajas, percebes y ostras), hasta los quesos, el pan, los cereales, las patatas, la fruta, los frutos secos, las verduras, las judías y legumbres, las carnes, los pescados y los vinos que todo peregrino podrá degustar durante su Camino. Y si os quedáis con ganas de recordar algún sabor… ¡Os animamos a descubrir todos los productos en la Guía del Camino!

¿A vosotros cuál es el Patrimonio de la Humanidad que más os gusta? ¿Qué otros bienes aún no declarados Patrimonio os gustaría que lo fueran? Esperamos vuestras respuestas.

 

0 Comentarios

Deja un comentario

*

*

*